Etiquetas

lunes, 20 de agosto de 2012

Viaje a Bon Temps

Quedamos una tarde cualquiera para tomarnos una 0 positivo. La tuya algo más caliente, eres más tempestiva. Cambiamos mahous por trubloods, dejamos atrás ataduras para vivencias. Más cerca, o más lejos, ya sabes que yo no suelo medir la distancia en km (quizás ya ni siquiera en unidades de tiempo, fíjate, quizás ya solo estructuro mi-nuestra vida en un sistema métrico-emocional puro y duro, tendré que inventarme abreviaturas para ello!! te gusta "amores"? "¿Cuánto hace que no sabes de esa persona?" "uffff pues hará 5 amores, por lo menos!"...). Y así empezamos juntas un camino. Punto de encuentro: tu vórtice, mi vórtice. Pero eso sí, vórtices camino a la luz. Aún tengo tan presente tu mano amiga, dentro de mi capa color naranja, andando a ojos cerrados hacia delante (guardo el rotu naranja como una parte sagrada mía, por cierto).  Siempre adelante. Con mil preguntas (serían solo cientos, pero tú, jodía, siempre le pones interrogación a todo, nuevos planteamientos, nuevas subcapas para explorar, ¿sentimientos o emociones?, ¿pensamientos o recuerdos?, ¿necesidades o miedos?, ¿impuesto o tuyo?, aisssss, jodía, eres buena, francamente buena en eso. Y escuchando mi respuesta habitual Y YO QUÉ SÉ, EVA! jajajajaja y me encanta no saber, porque és cuando me hace entrometerme en mi miniyo. Entonces ya sé qué me espera: ¿Seguro que no lo sabes? ya estamos, otra vez, venga, piensa, siente, calla, siente, observa, siente, siente, siente... Y tú, que siempre estás a -300 amores de mi, me acompañas en mis sentimientos. Es que no me hace falta oirte o leerte. Te quiero, te amo vaya, y ya está. Esta es nuestra historia de amor. Echo de menos lo tangible a veces, pero no a ti. Tú estás. Y si no te encuentro, sé que es porque estás viajando hacia Bon Temps. Caliéntame una TruBlood. Ponte las bragas nena, que este mundo no para!

                                                      PD: Pero felices eh? muy felices :)

1 comentario:

  1. Sé que son sólo kilómetros, la distancia no la siento...TQ.

    ResponderEliminar